¿Por qué hay que vacunar a las empleadas de hogar?
Vacunar empleadas de hogar

Alejandro de Ainas

Director de Ainas. Terapeuta ocupacional de vocación. Especialista en salud y seguridad en la tercera edad.

El coronavirus nos ha obligado a adaptar nuestras vidas de forma inimaginable y la única esperanza a la que se puede optar es la tan ansiada vacuna. La estrategia de vacunación masiva es el antídoto que necesita la sociedad para frenar una pandemia que ya ha hecho demasiados estragos en las estructuras sociales y económicas de todo el mundo. No obstante, uno de los sectores que más ha tenido que modificar sus rutinas y ha sufrido graves daños por culpa del Covid-19 es el de las personas dependientes o aquellas que están en riesgo de dependencia. Como ya sabemos, proteger a los grupos sociales de riesgo es la mejor forma de evitar que el sistema sanitario colapse y se produzcan mayores perjuicios. Por esta razón, hay que garantizar que los profesionales que cuidan de ellos no se conviertan en un riesgo de contagio. Para ello, una de las escasas soluciones de las que disponemos es la vacunación de dichos profesionales. Dado que ya conocemos la solución, la pregunta es ¿Por qué hay que vacunar a las empleadas de hogar?, con esta entrada vamos a dar respuesta a esta pregunta.

Dentro del primer grupo de vacunación han entrado las residencias de ancianos y los sanitarios de primera línea, puesto que ellos han sido los grandes damnificados hasta ahora, ya sea afectando a su salud o sufriendo cargas de trabajo titánicas. En la siguiente fase de vacunación, se comenzará a distribuir la vacuna entre los usuarios y trabajadores de los servicios de ayuda a domicilio; esto incluye a todos aquellos que tienen aceptada la prestación de ayuda a domicilio.

Empleada de hogar cuidando a paciente. Vacunar a las empleadas de hogar

Por desgracia, no todas las personas en situación de dependencia tienen aceptada la ayuda a domicilio, ya que las listas son extensas y, a pesar de que hay mucha demanda, aún no cuentan con la asignación de este servicio. Este grupo será el siguiente que reciba la próxima tanda de la vacuna debido a sus grandes comorbilidades y avanzada edad. Sin embargo, existe un problema a la hora de hablar de las cuidadoras encargadas de ofrecer asistencia a este colectivo.

Normalmente, estas cuidadoras son contratadas como empleadas de hogar y, por tanto, no están incluidas en los siguientes turnos de vacunación. Como Ainas Ayuda a Domicilio conoce muy bien la labor que realizan estas profesionales, nos sumamos a las numerosas reivindicaciones que se ha llevado a cabo y creemos que deberían ser incluidas por las siguientes razones:

  • Son contacto estrecho de personas de riesgo: que no estén registradas como cuidadoras profesionales en los servicios sociales no implica que no sean un contacto de riesgo para las personas que reciben sus cuidados.
  • Realizan las tareas de limpieza: se encargan de mantener la asepsia del domicilio, garantizando su inmunidad al virus. Es muy posible que debido a su metódica dedicación, cualquier punto que limpien esté libre de virus.
  • Llevan a cabo tareas en la comunidad: se ocupan de comprar y emprender tareas fuera del hogar por sus clientes, siendo un foco posible de entrada para que el virus llegue hasta el domicilio.
  • Las medidas de protección no son tan estrictas: hablamos de cuidadoras que pasan muchas horas en el mismo domicilio y alcanzan un nivel de confianza muy alto con la familia, haciendo que las medidas de protección puedan llegar a ser menos diligentes. En el caso de las internas esto se agrava mucho más, ya que viven en el mismo domicilio.

 

Sabemos que es una situación difícil y resulta complejo decidir el orden preferencial de los grupos sociales a la hora de vacunarse, pero creemos que se está obviando a un grupo muy amplio que alberga grandes riesgos. Al vacunar a las empleadas de hogar, una gran parte de la población en peligro estaría en un ambiente más seguro y así se evitarían desgracias mayores. Por otra parte, realizando un acto como este, por fin se le daría el lugar que le corresponde a un colectivo que ha sido olvidado durante muchos años.

Quizás te interese

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Abrir chat